domingo

Reflexión- Para el oficinista con cariño.

Una entrada cada domingo no suena tan mal. No puede sonar tan mal. De acuerdo, de acuerdo no suena tan bien pero definitivamente es mejor que un mes sin entradas.

Uno sabe que su vida es patéticamente oficinera cuando:

1. El café que sabe a aguadecalcetín después de todo no es tan malo.Lista con viñetas
2. Se vuelve un plus, un acontecimiento feliz y extraordinario, que alguien traiga galletas y más si son suavicremas.

3. Las sillas con rueditas resultan no sólo la más feliz de las distracciones allende de un medio de transporte. Son los asientos más peleados y deseados.

5 comentarios:

  1. Con tantas entradas vas a terminar calvo más rápido.

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes, ahora que eres un oficinista pateticón te va a dar más tiempo de postear.
    Lo de la calva, ahí ni como ayudarte...

    ResponderEliminar
  3. Yo te entiendo amigo vivimos ese suplicio juntos pero ya cada vez falta menos muajajajajaja
    risa macabra que acabará por destruir a los mafiosos letrerosos de sacos sin solapas, porque si tiene solapas y están levantadas son de los buenos, y si tienen sillas con rueditas son de los rápidos pero si tienen (y ahi no hay como hacerle) chamanes en bicicletas, ya nos chingamos huevai!!!! cachai??

    ResponderEliminar