domingo

El Baile de Máscaras

Dentro de lo que cabe este blog siempre (¿? llevo muy poco tiempo) ha procurado evitar volverse autoreferencial, ser un diario de su administrador, un pañito de lágrimas fácil y chato; eso no evita que haya días cuyas eventualidades merezcan ser una anécdota colgada a la red pues la "sabiduría" encerrada en ellas nos hace converger en un mismo espacio de amor, paz, alegría y demás valores ositocariñosítos. Es decir, como no tengo ningún pretexto bueno para hacer esto y me da hueva hacer una mejor justificación de esta crónica, ahí les va:

Pos todo comenzó hace algunas semanas, me comentaron que habría un evento del under en un lugar que frecuento mucho. Cuando pienso en el under me llegaban a la cabeza tres cosas: 1. Mallas de Red, hoy le comentaba a un compañero que las mujeres (y perdonen mi evidente imbecilidad y patanismo) se dividen en dos: las que usan mallas de red y las que no, esas cosas son tan sexuales que no quepo en mí de la e(rec)moción. 2.Buena música, la verdad no conozco mucho de música dark, casi nada pero no me molesta e incluso hay dos que tres rolas que me laten. El under es el único lugar donde ponen a grupos como The Smiths, The B52's, The Clash, etc. 3. Buen ambiente pero exclusivo. ¿Porqué pensaba esto? Pues sencillo, iba al under con amigos que como yo, no se visten de "cierta forma", así pues, llegamos a sentir repetidas veces que se nos veía como unos extranjeros (incluso invasores) del lugar, en pocas palabras nos sentimos incluso discriminados.

Con todos estos antecedentes sucedió algo así:

—Habrá un evento en el under y....
—(¿Iré?, siempre pasa lo mismo, pero las mallas son las mallas, mmm no sé podría ser que...)
—... además es noche glam y va estar super chido, ojalaí se pueda que vengan para que ...
—(Un momento,¿dijo...) ¿Y cómo es eso de glam?
— Pues una onda así como elegantosa de brillitos y así, además hay concurso de disfraces.
— ¡Hay concurso de disfraces, no mames cuenta conmigo¡

Así es cómo, mi estimado lector, me embarqué en aquel viaje cuyo destino no tendría retorno en mi vida. Comenté la idea de ir al evento con varios amigos y amigas en distintos momentos, las diferentes excusas se resumen en lo siguiente: gracias pero no gracias, prefiero pasar mi sábado sentándome en un extintor (forma de inacabado "placer" anal altamente dolorosa y de riesgo) mientras me saco los mocos con palillos chinos y veo series de los noventas. Respeté sus decisiones por más idiotas que fueran. Las decisiones y ellos, claro. Total que la noche del evento termine yendo solo, hubo quien si quedó de ir pero me quedaron mal. Ya sea por fobia a la soledad o por tener con quién enfrentarme a aquel mundo, busqué inútilmente quién me acompañase en mi agenda, varios mensajes enviados ni uno sólo con respuesta.

Llegué. El lugar que frecuento tanto estaba completamente cambiado, es increíble, en verdad, lo que se puede hacer con unas pocas luces, mantas e imaginación si los colocas en los lugares correctos.Todo estaba a reventar y conforme pasó la noche se fue llenando más. Diversas creaturas se dieron cita en el recinto una docena de vampiras,(<----quisiera que esa coma no estuviera aquí) fetichistas, criaturas de la noche en general y uno que otro aturdido. Yo fuí de mmmm dígamos que de payaso mal(d)ito. La noche transcurría de forma un tanto aletargada para mí pues no tenía con quién platicar ni bailar así que, haciendo acopio de mi valemadrismo [(y aprovechando que estaba medio pedo por que me acababa en ese momento mi caguama(50$ :( not funny güe¡)] me dirigí a la pista de baile para desempolvar viejos pasos aprendidos en mi cortísima carrera de bailarín(Mar/06-Jun/06). Oh sorpresa encontrar la pista de baile lo más atascada que se podía, uno difícilmente extendía sus brazos o piernas de tal suerte que todos bailaban como encerrados en un estrecho armario.

Si a eso le añadimos un poco de maquillaje sobre el rostro de más de la mitad de los asistentes y el movimiento perpetuo de la gelatina danzante en que nos habíamos convertido podemos concluir que estuvo muy sudoroso y divertido.Hubo varias bandas en vivo entre ellas una que en lo personal fue la que más me gusto: Los carroñeros, más ñeros que carro ah decir verdad pero ya habrá espacio para discutir el tema.

El concurso de disfraces transcurrió felizmente entre Morrigan, el hombre manos de tijeras, Mystique (sí, la de los xmen mmmmm), un amo y su esclava-gatubela-sexy-superbuenota, un pollo, el Ecoloco y demás insignes personajes.

Cuando estuvo terminada la chesta como a eso de las 6 o 7 am nos colamos (alguien sí atendió a mi llamado) a un " vamos a seguirla en casa de.." que nos dejó hasta el metro UAM-I y con muchas nuevas amistades oscuras. Después de dialogar con ellos, conocerlos, intercambiar puntos de vista en diversos temas me dí cuenta de....

La Moraleja:
Si vas a una fiesta de disfraces dark utiliza todo el cuero que puedas en tu vestimenta esto te asegurará mmmm no espera por ahí no iba la cosa, más bien se trataría de lo siguiente: La gente es la gente (como bien dice depeche mode) , no importa de la contracultura que seas, si eres de las lomas, del cerro del judío, de polanco etc. El punto es que hay que tratar a la gente como eso independientemente de cómo se ve o de lo que pensamos con respecto a cómo se ve (mmmm como esa muchacha con disfraz de monja de habito corto y liguero)

Ayyy que conclusión tan puñetera hasta yo me dí asco, prometo volver con algo más nasty la próxima.

4 comentarios:

  1. Se te fueron unos acentos. ¿Ésa fue la fiesta que dijiste que luego avisabas bien?

    ResponderEliminar
  2. Nah, que más dan unos acentos cuando la entrada es un asco jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Yo solo quiero sugerir algo: FOTOS! (sobre todo de Morrigan, yummi)

    ResponderEliminar
  4. Solo hacen falta las palabras "Fiesta de disfraces" para que la Alicia que llevas dentro caiga por la madriguera del conejo...

    ResponderEliminar