miércoles

Hi-q

Ella dijo:
sólo van a eso esos muchachones, a ligar chicas
inocentes.

domingo

Un cuento: !Conejito¡

A petición del público (y porque para no perder la costumbre llevo bastante sin postear) uno de mis cuentos más cortos e impublicables:

!Conejito¡

Había una vez un conejito muy chistoso que se llamaba Rollo que le gustaba comer madera hasta que un día se astilló la boca y le dieron muchos dolores en las encías de entre los dientes. El doctor cuando lo revisó le dijo: oye, ¿porqué hay astillas en tu boca? y el conejito le contestó que era porque había comido madera a lo que el doctor contesto con una pregunta la cual fue que porqué había hecho eso y el conejito le dijo que lo hacía desde muy, muy, muy chiquito casi casi desde que salió de la pancita de su sacrosanta mami que dios tenga en su gloria y en su cielo ,amén. Entonces el doctor le revisó su estomaguito con un aparato para revisar estomaguitos de conejos que se comen la madera en vez de hacer su tarea y encontró que estaba lleno de astillas y regaño al conejito por comerse la madera y lo hizo prometer que no volvería a hacerlo y el conejito lo prometió mucho y hasta dos veces, pero cuando llegó a su casa le dio hambre de madera y no de comida como a todos los conejitos, entonces tuvo con uve porque el otro es con be de burro que usan los plomeros para cambiar caños llenos de astillas de conejitos tramposos que volvieron a comer madera y que sus familiares tuvieron que esconder y quitarle toda su madera y hasta el comedor con todo y sillas porque estaba hecho de madera y el closet y todo lo que estaba hecho de madera para que no se lo comiera el conejito tonto que volvió a ir a ver al doctor que lo volvió a regañar por mentiroso y tragón pero el doctor se volteó para buscar en su cajón el bate lenguas y el conejito se comió su escritorio con todo y lápices y todo y el doctor se enojó mucho y le quiso pegar al conejito que se volvió loco y se comió el bate lenguas del doctor con todo y mano del doctor. La familia y amigos y vecinos del conejito aprendió a vivir lejos de él, rechazándolo y teniéndole miedo, cada quien vivió por su lado, y no fueron felices ni por siempre, por que se fueron muriendo, ni completamente, por que siempre pasaba algo malo.


viernes

Teorema del frito

Pues así es, de vuelta finalmente, pero ¿volviendo de dónde? Pues claro que sí, mi estimado lector, de ser-un-pinche-fritazo. pero vámonos por partes. ¿Quién ha oído hablar del famoso término frito, quién no ha oído hablar del famoso término frito? De acuerdo con la Real Academia Española (la de la lengua) frito es:

Participio irregular del verbo Freír (lat. Frictus)

1. Manjar frito

Pero intensas investigaciones fi-lol-órgicas me han permitido descubrir la raíz que puede, de una vez por todas, dar fin a la ambigüedad del concepto. De forma coloquial se conoce como frito a aquél ser aberrante o no, hembra o macho, cuyas acciones y pensamientos siguen una lógica inentendible para el resto de los mortales sobrios. Es decir, frito es todo aquel cuyo desempeño etílico-psicotrópico lo lleva a realizar asociaciones difícilmente comprensibles en estado sobrio. Algunos ejemplos ejemplares (dah):

El arte no toda [ expresión utilizada por un famoso crítico de arte para designar las funciones estéticas y sociales del arte]

¡No toda, los racimos!* [utilizada de forma común entre el frito promedio para expresar preocupación y, a la vez, sed frustrada al ver que una cagüama se ha caído al suelo]

Como podemos observar en los ejemplos anteriores, es la falta de coherencia verbal uno de los pilares del actuar de manera frita. Otra forma de frites propia de uno o varios es la filosofía de acción desarrollada por el maestro Gomen Kan a la que se denomina modus fritendi, un ejemplo más claro:

Usted está en una fiesta con muchas ganas de mear, la puerta del baño no tiene manija, está emparejada, no cerrada, pero no se percata de ello. Busca entre sus pertenencias con desesperación. Derrotado exclama: ¡Verga, perdí mis llaves!

Puede que en este punto usted no encuentre sentido a lo que este humilde tarugo está intentando explicarle.

Pero, ¿cómo se utiliza frito?

Como sustantivo: El frito se subió a la azotea a pelearse con la luna.

Como adjetivo: El frito se subió a la azotea frita a pelearse con la luna.

Como complemento adverbial: El frito se subió a la azotea frita a pelearse fritamente con la luna bien frita.

¿Cómo alcanzo el estado de frito?

Felizmente si usted ha estado tan ebrio o navideño como para no recordar lo que hizo la noche anterior, ya ha estado frito. Si la chorcha post-pedam no le permite levantarse de su cama. Si ha sostenido conversaciones por más de una hora en las que no entendía nada pero seguía hablando. Si usted llegó hasta el final de esta entrada. Felicidades compañero, amiga, damita, caballero: ¡Es usted un frito!

Epílogo

Un Teorema del frito sólo podía escribirse de forma frita sin que se entendiera por completo ni fuera lógico.

*No necesariamente se dijo así.