martes

Hojas de papel traídas del olvido (documentos inservibles que son curiosos)

Por algún motivo p-sicológico que escapa a mi comprensión me cuesta trabajo iniciar alguna etapa de mi vida con el cuarto en desorden. El domingo en la noche (casi madrugada) me dedique a escombrar, sacudir, tirar y ordenar cosas. Como en toda buena limpieza a fondo fui encontrando objetos que no recordaba o que pensaba perdidos, cosa que como todos saben retrasa aún más el proceso(me la pasé pendejeando bien duro con lo que encontraba).

¿Para qué tener sólo un leve trastorno si podía (y puedo) tener más? me dije hace algunos años cuando comencé a coleccionar basura compulsivamente. Cuando llego a mi casa de alguna faena vacío mis bolsillos: flyers, basura del día, morraya, cerillos y encendedores inservibles, botones,etc. Colecciono, principalmente tres cosas: 1. cartas, documentos, postales 2. Boletos de camión, del cine, de conciertos ,etc. 3. Cachivaches en general. De repente en un apartado envase de tequila que utilizo para guardar algunos de estos documentos encontré varios que llamaron mi atención pues por sí sólos eran bastante interesantes además de tener una historia sobre cómo los encontré o me los dieron, así que, en un acto de amor hacia el ocio y con el afán de demostrar que el ocio es una de las principales fuerzas creadoras en el hombre (al menos el pos moderno {¿pos cuál otro vea?}) he decidido que durante esta semana posteare uno de estos documentos a diario acompañados de su respectiva explicación o historia. Espero, estimados lectores, que les agraden.

1 comentario:

  1. ¡Ah! Me quedo con la de Pla. ¿Ves, caballín, que la cosa tenía que ver con cucarachas disecadas?

    Bre.

    ResponderEliminar