lunes

Comunitariamente hablando

Ayer me tocó ser funcionario de casilla. Llegué tarde como es mi santa costumbre, me levanté como a eso de las 7:40. Nos pedían que llegáramos a las siete en punto. Más que conocer directamente el resultado de las elecciones de mi colonia o de aprender el proceso electoral en su más básica expresión conocí, vi, salude, estuve con personas de mi colonia. No parece muy trascendente pero conocía a muy pocas personas de por aquí.

Fue raro, por un momento todo el maldito sistema estaba representado por mí y unos cuantos vecinos, las instituciones (IEDF, IFE) se volvieron caras. La tan mentada SOCIEDAD se volvió la señora de las frutas, el de los tacos, el de la farmacia, el loquito de la colonia(uno de los tantos que hay). El ambiente por primera vez en mucho tiempo era el de una comunidad. Platiqué con personas que de una extraña forma están ligadas a mi vida sin que yo lo sepa, gente que vive frente a mi casa, que trabaja en lugares por los que paso, etc.

Nos dieron una camisa y un botón. Yo fui secretario lo que significa que estuve recibiendo credenciales, sellando la lista nominal, llenando actas. Los representantes de partidos(PRD, PRI) personas normales con las que cabuleamos todo el santo día (a ellos les llegaron sus comidas antes y por aquello de la imparcialidad que debíamos al proceso no nos podían convidar aunque nos muriéramos de hambre). Pocos, poquísimos votantes a comparación de los que se supone están en la lista nominal. Un día soleado frente a post-its de buen tamaño con los escudos de los partidos políticos impresos. Pensar en cómo y cuánto se luchó para que podamos emitir nuestra opinión, los eventos deportivos nacionales deberían estar prohibidos en días de elección.Y aquel sentimiento general tan agridulce flotando en la atmósfera, todos sabíamos que lo que pasara ahí y en miles de distritos más, los taches en cada boleta muy probablemente serían insuficientes para dirigir al país en el sentido que realmente queremos o necesitamos.

1 comentario:

  1. Mi amors Venustiano Carranza debe estarse revolcando en su tumba -esté donde esté-


    Me conformo con saber que no voté porque no supe ni averigüe donde me tocaba, jiji.

    ResponderEliminar