lunes

Hagamos una porno: apuntes para un ejercicio menos pendejo de la comedia en el cine.

El día de hoy asistí imbécilmente esperanzado al cine para ver la más reciente cinta del aclamado (aún sigo sin entender por qué) director Kevin Smith, (Clerks, Mallrats, Dogma) Hagamos una Porno (Zack and Mirie make a Porno) el resultado no sólo fue decepcionante a la hora de la película su servidor se sentía en una sala de tortura visual. (Véase Naranja mecánica)
Lo primero. Pa’que les voy a negar que de entrada lo que me llamó la atención fue el título del film: enérgico, directo, sincero. Hagamos una porno. Lo segundo: Kevin Smith era (dudo mucho que lo siga siendo) la promesa del humor alternativo gringo, basta ver su joyita Clerks (que hizo con poco presupuesto y con un chingo de ingenio) para darse cuenta de que el tipo traía ganas de mentar madres a diestra y siniestra o, de menos, de hacer humor actual, inteligente y corrosivo. Desafortunadamente estamos hablando de hace 10 o más años, antes de porquerías cómo dogma: Matt Damon y Ben Affleck son ángeles (¿?), Chris Rock es algo así como un agente divino (¿?) y Alanis Morrisette es Dios (¿¿¿¿????)
Hoy en día no me queda duda alguna de la gran falta que hace en el cine de buenos comediantes (cosa contraria a lo que sucede en televisión) quién podríamos decir, tanto en nuestro país como en el gabacho, que es la bandera de la comedia actual: ¿Jack Black? el tipo es simpático pero escoge muy malos guiones, ¿Adam Sandler? me cae rete bien pero vamos sus películas son más moralinas que digamos un día de campo con las hermanas de la caridad, ¿Jim Carrey? A punto de ser canonizado, los guiones que acepta cada vez son más y más puritanos. Ahí está el meollo del asunto no logro encontrar un sólo comediante que no utilice la siguiente fórmula (trágicamente simpsoniana):
1.- Desarrolla a un personaje buena ondita, cool, deschavetado, Irreverente.
2.- Dale un propósito u objetivo (este puede ser desde casarse con el amor de su vida hasta cogerse a la mayor cantidad de putas de Las Vegas, da lo mismo todo cabe en la flexible moral gringa)
3.- Dótalo de amigos fieles (funciona más si son parias o freaks igual que el protagonista) ellos lo apoyarán pase lo que pase pues al igual que el mero mero tienen bases morales inviolables.
4.- No importa que sea lo que este haciendo tu personaje, cuál haya sido su objetivo en un principio, el tipo de amigos que tenga o sus enemigos, siempre y digo SIEMPRE terminará por hacer lo correcto ya sea con respecto a sus amigos, a su familia o a su pareja, por que señores, casualmente TODOS tenemos un destino que cumplir en este universo enfermizo de la comedia gringa donde, como siempre, todo acaba en el campo de lo políticamente correcto por más que se pretenda lo contrario.

2 comentarios:

  1. Hola Kin. Es verdad, a fin de cuentas, todo debe ser de la misma puritana forma, al final, todo termina alinéandose a la norma y sólo se crean modelos "alternativos" de ser que también responde a lo que "debe ser" alternativo. No hay opción real para donde mirar... fíajte si no lo que le pasó a Hunter Thompson (película Gonzo): comenzó siendo verdaderamente contestatario, pero terminó consumido por la aplastante forma de ser gringa.

    ResponderEliminar
  2. Pasa lo mismo en 40 year old virgin, knocked up, y temo confesarlo, hasta en pineapple express

    punto y a parte
    Alanis Morissette es Dios

    ResponderEliminar